Sherlock Holmes: Una guía para impartir justicia.


Por: Helena Licea CyC Ciudad de México.
Probablemente en alguna ocasión hemos leído o visto la saga del más famoso detective inglés en la época victoriana “Sherlock Holmes”, novelas escritas por quién, en palabras de algunos eruditos, fue una verdadera inspiración para el desarrollo de la ciencia: Sir Arthur Conan Doyle.
Para quiénes se encuentran en cualquiera de las ciencias adscritas a la investigación, quizá sea conveniente poner atención a algunos consejos que Holmes lleva en cada una de sus investigaciones, a la práctica. *
1. Me impongo la regla de jamás tener prejuicios.
2. Mi método se basa en la observación de los pequeños detalles. No debe desdeñarse indicio alguno, por pequeño que parezca.
3. Nunca se confíe de impresiones generales. Concéntrese en los detalles.
4. Teorizar antes de tener evidencias, es sin duda un gran error.
5. ¡Datos! ¡datos! ¡datos! ¡No puedo fabricar ladrillos sin arcilla!
6. La tentación de formar teorías prematuras sobre datos insuficientes, es el veneno de nuestra profesión.
7. Nunca retorcer los hechos para que se adecuen a la teoría, será mejor retorcer las teorías para que se adecuen a los hechos.
8. No hay nada más engañoso que un hecho obvio. Cuando más ordinario un crimen, más misterioso también, ya que estarán ausentes las características o peculiaridades que pueden servir de punto de partida al razonamiento.
9. Cuando se ha excluido lo imposible, lo que quede, aunque improbable, será entonces la verdad.
10. Obtendrá resultados poniéndose siempre en el lugar del otro. Exige cierta imaginación, pero compensa en los resultados.
11. Usted no supo dónde mirar, por eso se le pasó por alto lo importante.
*Transcripción de algunas reglas y consejos entresacadas de algunas obras de la serie, constituido por cuatro novelas y cincuenta y seis narraciones breves.


No hay comentarios:

También te puede interesar