Efectos por intoxicación aguda de LSD. “Tripi-viaje”

Por Wakinaki Pl Cádiz

El famoso “tripi” (viaje) producido por el LSD depende del estado mental de cada persona, no se puede predecir ya que los deseos del sujeto así como su ánimo o expectativas serán determinantes.
Si pudiéramos hablar de una “viaje normal” diríamos que este se caracteriza por el sentimiento de sensaciones extrañas y nuevas, se altera la percepción de los colores, sonidos, la distancia, se mezclan los sentidos y la persona puede “oír los colores o ver la música”.Otras veces la experiencia puede resultar introspectiva, se revelan o descubren verdades ocultas.
Y si se da el “mal viaje”, el sujeto puede llegar a un estado de terror debido al contenido de todo lo que percibe, que como hemos dicho antes, dependerá de diferentes factores: su estado de ánimo o el interior del sujeto. Se producen aquí experiencias disociativas, estados psicóticos agudos, alucinaciones aterradoras que pueden incluso llevar al suicidio del sujeto por el pánico que le producen.

Pero prestemos atención porque durante el “viaje normal o buen viaje”, la persona también puede llegar a la muerte ya que, por ejemplo, puede creer que vuela y saltar al vacío desde cualquier lugar. 

Entre sus efectos fisiológicos podemos destacar la midriasis, sudores fríos, nauseas, vómitos, debilidad muscular, taquicardia…etc.

Se da también el fenómeno “Flash Back” por el cual los síntomas sufridos durante un mal viaje pueden repetirse incluso semanas o meses después sin haber consumido de nuevo la droga.

No hay comentarios:

También te puede interesar