Identificación de la voz en gemelos

Por Diego Alvarez
La identificación por voz, ya en vías de estandarizarse por el NIST, es la primera y única de las biometrías dinámicas utilizadas como sistema automatizado de autentificación, cada vez más en combinación con otros sistemas para acceso a recintos, control de identidad, utilización y cobros de servicios, dispositivos electrónicos, etc.

La voz, como todos los sonidos naturales, es una onda compleja compuesta por una cantidad de frecuencias relacionadas entre sí, denominadas armónicas. Durante el trayecto que media entre el elemento generador del sonido (las cuerdas vocales) y el receptor de información, se producen amplificaciones selectivas en función de la frecuencia, con los cuales se pueden obtener parámetros característicos de individualización, llamados formantes. Éstos representan los picos de mayor resonancia natural generados por el tracto vocal en un instante determinado, y están relacionados con la constitución ósea y con las dimensiones de las cavidades de resonancia generadas, únicas en cada individuo, debido a las posiciones, tensiones y movimientos de los órganos fonoarticulatorios para la producción de los diferentes sonidos del habla en cada sujeto de manera individual.

Por lo tanto, aun ante la presencia de pequeñas variaciones tonales que puede sufrir la voz o el habla en un mismo individuo de un momento a otro -ya sea por cuestiones emocionales, etc.-, la altura tonal, evolución temporal y el contenido energético de las formantes agudas del habla se transforman en un parámetro estable y particular en cada individuo, y es por esto que a la hora de identificar o autentificar la voz de un sujeto, se vuelve un recurso biométrico confiable y calificado, basado en el análisis anátomo-funcional de un hablante. Para realizar una evaluación de estos elementos constitutivos de la voz, se utiliza la comparación espectrográfica , mediante el uso de equipamiento informático de aplicación forense capaz de procesar digitalmente señales de voz.
Estamos en condiciones de decir, entonces, que, si bien las personas por similitud psicoacústica pueden llegar a confundir ya sea telefónica o personalmente a gemelos por su timbre de voz , e identificarlos subjetivamente de forma indistinta, este parámetro biométrico refleja una información anátomo-fisiológica que no se puede repetir en dos seres humanos de igual manera, logrando diferenciarlos rápidamente a través de un análisis espectrográfico en base a las formantes de sus voces.

Artículo Completo: "Identificación Biométrica en Gemelos", Revista Skopein Nº 3, en:

http://skopein.org/ojs/index.php/1/article/view/23


No hay comentarios:

También te puede interesar