#‎NosGustaLaCriminologia

Por Juan Antonio Carreras Espallardo (España)
Animado por Laura Gómez paso a contar mi historia.
MURCIA. Año 1999. Tres años después de aprobar como policía, la Universidad de Murcia ofertaba un título propio, el título de diplomado superior en Criminología. Un título bastante atractivo para los diversos policías que en aquella época habíamos aprobado y que con ilusión nos matriculamos. Mi pasión por la Criminología era eminentemente interesada en relación a mi trabajo policial, como es obvio. Conforme han pasado los años le he sacado provecho en un campo relacionado con la investigación de siniestros viales, rama en la que más me he especializado, sobretodo con la Criminología Vial. Mi pasión por la Criminología es pura y sin embargo he sido testigo de tantos y tantos engaños de profesores universitarios con ganas de sacarle el dinero a los pobres estudiantes.
He sido testigo de universidades que se han aprovechado y explotado al máximo la Criminología para obtener beneficio económico. He sido testigo de profesores que no tienen ni puta idea de Criminología y sin embargo ahí están, cobrando dinero de la Criminología. He sido y soy testigo de títulos universitarios de Criminología donde engañan a los estudiantes haciéndoles creer que van a ser criminalistas. He sido testigo de profesores que engañan a los alumnos diciéndoles que van a tener trabajo, es una puta mentira.
¡Son tantas las páginas que mantienen viva la llama! Criminología y Criminalística, Sociedad Española de Criminología, Tema's Revista Digital deCriminología y Seguridad, Criminología y JusticiaCriminalística, Criminología y Ciencia Aplicada, etc.
Y sin embargo, mi pasión por la Criminologia es tan grande que 16 años después aún sigo haciendo Criminología. Final.
Le pediría a tres criminólogos que digan su historia. Jose Servera & Watson Consultores & Vicente Garrido Genovés.






1 comentario:

Osvaldo A. Cuello Videla dijo...

Estimado colega Juan Antonio Carreras Espallardo, desde ya que debo ser objetivo en reconocer que España y México nos llevan la delantera. Sin dudas, en Argentina la Criminología siquiera ha despegado, puesto que existen poquísimas carreras universitarias de grado o licenciatura vinculadas a ella (eso que mi país es grande y también son grandes los problemas de criminalidad) y sólo existen una o dos maestrías (posgrado) y algunas diplomaturas (complemento para profesionales de otras ramas forenses). Pero… estando en parte de acuerdo con tu opinión indagaría acerca de: ¿Qué es un criminólogo? Buena pregunta. ¿Es verdad que no hay salida laboral?, tal vez sean ciertos los engaños a los que haces referencia y a los que son arrastrados la mayoría de los estudiantes, lo veo en las redes sociales y por mi actividad editorial (con revista TEMA’S), pero timadores y embaucadores hay en todas partes, incluso aquí, pero el tema de la salida laboral no depende nada más que de quien obtiene su título y de nadie más. Así debe ser en el mundo, sea en México, España, Argentina o Japón.
Ahora veamos las cosas de este modo. Un criminólogo es un “profesional”, es decir, una persona que vive (o debería) vivir de su profesión de manera “independiente”. Su éxito depende sólo de él y de nadie más. Esto significa que no egresa de una universidad con el único fin de terminar su vida empleado por otra persona o institución; no, un profesional desarrolla su actividad principal a cosa de su propio desempeño en el ámbito laboral. ¿Imagina a todos los abogados contratados por los juzgados y sólo eso? Ejercer la profesión implica “independencia” (en todos los sentidos, independencia de criterio, laboral, económica, etc.). Eso es un verdadero profesional, no depende de un sueldo, no es un empleado. Entonces el tema de la salida laboral no debería ser problema para aquellos que quieran abrirse al horizonte de su vocación, pero ¿Cuántos criminólogos se asocian para establecer una “Consultoría”?. Porque no es el profesional quien suele ir a pedir trabajo, sino la gente la que acude a él en busca de soluciones. Te puedo asegurar que al menos en Latinoamérica conozco muy pocos casos. ¿Cuántos criminólogos han realizado sus propias investigaciones y las han plasmado en artículos científicos y mejor aún en libros?, Son pocos. ¿Cuántos criminólogos han ampliado el espectro de posibilidades de ejercicio de la profesión y la han llevado a la creación de órganos de difusión o consultorías? Yo me especialicé en los Secuestros extorsivos y los delitos de alto riesgo y me ha ido muy bien, así como tú en los Siniestros de Tráfico y te está yendo súper bien con la Criminología Vial (Sé que estás editando tu segundo libro).
Nos has preguntado a las personas menos indicadas, porque José Servera, Vicente Garrido Genovés y yo, no creo que tengamos problemas con la salida laboral. Es más si fuésemos empleados de alguna oficina, nunca nos habrías sentido nombrar, estoy seguro de ello; así como nunca hubieras salido del anonimato si no te hubieras lanzado a luchar por tu propio prestigio y reconocimiento que bien has cimentado en éstos 16 años.
Pero… ¿Qué les pasa a los jóvenes?, ¿por qué se empeñan en conseguir un empleo?, ¿por qué no despliegan sus alas como profesionales?, ¿por qué no se asocian y crean fundaciones, organizaciones, consultorías, instituciones, etc., que tanta falta le hacen a los gobiernos?, ¿por qué en vez de ofrecer sus horas laborales no ofrecen sus conocimientos profesionales?, ¿por qué no investigan?, ¿por qué no se especializan?... El profesional no busca salida laboral, la crea.
Te dejo un artículo de mi revista que anima a ello. (COMO SER UN CRIMINÓLOGO EXITOSO)
http://revista-temas.blogspot.com.ar/2015/02/algunas-ideas-para-romper-las-reglas-y.html

Un abrazo amigo Carris.
Lic. Osvaldo A. Cuello Videla. Director Editorial Revista TEMA’S. Director de Watson Consultores.

También te puede interesar